Loading...

El Onboarding: más allá de la inducción

A menudo cuando iniciamos un nuevo trabajo, tenemos muchos sentimientos y emociones encontradas; por un lado, llegamos con muchos sueños y expectativas por la nueva organización donde vamos a trabajar, nuestro equipo de trabajo, nuestras nuevas funciones, entre otros, pero también solemos tener temor y ansiedad por si nos adaptaremos rápido o si nos irá bien en los desafíos y retos de nuestro nuevo puesto. Es ante estas premisas donde actúa el Onboarding o, como lo llamamos en SOOM, el Arribo Organizacional, el cual es una solución en gestión humana que busca facilitar la adaptación del nuevo colaborador en su cargo, empoderarlo, impulsar su crecimiento y reducir su curva de aprendizaje.

Pero ¿qué es y cuál es la diferencia con la inducción? El Onboarding o Arribo Organizacional es un proceso que busca impactar en la experiencia del nuevo colaborador en su encuentro con la organización. La inducción, por otro lado, es un proceso de carácter informativo y funciona más como una capacitación. En el Onboarding se construye un sistema general que le permitirá conocer al nuevo colaborador toda la información necesaria para desempeñarse de manera eficiente en sus funciones y donde se le brindará las mayores herramientas (espacios, sistemas, plataformas, terminología, etc.) para que pueda tener una rápida integración y adaptación en sus primeros meses de trabajo. El Onboarding suele estar enfocado en estos frentes: el negocio de la empresa y su cultura, el puesto del colaborador (se le brinda, por ejemplo, una guía de puesto que menciona cuáles son sus funciones de manera detallada, cuál es la ubicación de su puesto dentro de su área, con qué clientes internos debe interactuar, dónde está alojada la información que debe utilizar, etc.) y los procedimientos de las áreas de servicio de la empresa (procesos de recursos humanos y tecnología de la información, por ejemplo).

Algo elemental del proceso de Onboarding es que el nuevo colaborador debe tener una actitud proactiva, puesto que, debe tener el compromiso y la voluntad de explorar y, entender todos los materiales y herramientas que se le proporcionen.

Ahora bien, tener un proceso de Onboarding no significa que se debe eliminar la inducción, pues esta sigue siendo necesaria, dado que le brinda al colaborador el conocimiento general a nivel de negocio de la organización y su estructura organizativa.

¿Cuáles son los beneficios principales del Onboarding?

Reduce tiempo de adaptación lo que significa ahorro de costos.
El nuevo colaborador sigue una ruta más rápida para lograr sus objetivos, lo que genera mayor productividad.
Ayuda a desarrollar una actitud proactiva en el nuevo colaborador
Ayuda a que el jefe tenga mayor compromiso con su nuevo colaborador
Fortalece la imagen de la empresa, refleja mayor organización e innovación.
SOOM Personas & Organizaciones

En SOOM Personas & Organizaciones diseñamos procesos de Onboarding a la medida de nuestros clientes incorporando estrategias vanguardistas en gestión humana con la finalidad de crear experiencias que impacten al nuevo colaborador en su encuentro con la organización. Para conocer más, escríbenos a soom@soompersonas.com y ¡empecemos a transformar juntos!

By | 2017-08-22T18:15:14+00:00 junio 14th, 2017|Gestión del Talento, SOOM Lab|0 Comments